D.O.P. Calidad Vinos de cebreros

E-mail
Selección de vinos de la Denominación de Origen Protegida Vinos de Cebreros.

Os presentamos una exquisita recopilación de vinos de la recién aprobada Denominación de Origen Protegida Vinos de Calidad de Cebreros.

Unos vinos que históricamente han sido reconocidos por su calidad y que estos últimos años están volviendo a ocupar su merecido lugar en el mercado del vino, especialmente en mercados internacionales.

El lote de vinos de D.O.P. vinos de Cebreros está compuesto por los vinos de las siguientes Bodegas:

Bodega 7 Navas - Bodega Garnacha Alto Alberche:

  • Vino 7 Navas joven. Vino de uva Garnacha.
  • Vino 7 Garnacha 7 Navas Selección.
  • Vino de Barrica 7 Navas Roble.

Bodega Don Juan del Águila:

  • Vino tinto Gaznata Gredos.

Bodega Don Juan del Águila:

  • Gaznata joven.
  • Gaznata Concrete. Crianza de 14 meses.
  • Gaznata Rosado.

Llévate este magnífico lote de vinos de la D.O.P. de Vinos de Calidad de Cebreros compuesto por un total de 7 botellas de vino, una de cada tipo y prueba estos vinos únicos.

Denominación de origen de Cebreros

Rafael Mancebo

Presidente de la Asociación Vinos de Cebreros y copropietario de Bodega Garnacha Alto Alberche
'Cuando la gente veía viñas abandonadas, yo veía futuro. Eso sí, con trabajo y responsabilidad. Hemos conseguido hacer vinos con alma y salir del anonimato. Estamos orgullosos de haber conseguido este sueño, cuando mucha gente pensaba que no lo íbamos a lograr. El trabajo empieza ahora'.

Primera Denominación abulense

Los inicios son difíciles en toda aventura que uno emprende, pero el caso de la DO Cebreros ha sido aún más complicado. La noticia de su nacimiento ha sido motivo de alegría para muchos.
En el vino hay una clara tendencia de vuelta al pasado y de valorar el patrimonio que nos legaron nuestros ancestros. Todo ello gracias, en parte, a una corriente de jóvenes enólogos, en edad o espíritu - ¿hay diferencia? – que van recorriendo las zonas vinícolas de nuestro país buscando los tesoros perdidos. Viñedos casi abandonados que esperan ser reconquistados. En algunos casos, es desembarco llega demasiado tarde y donde había un viñedo viejo hoy encontramos cereal, frutales o simplemente monte.

Este es el caso de la zona del sur de Ávila, que ha vivido en las últimas décadas un abandono escalofriante de la viña- De las 12.000 hectáreas en los censos oficiales de Cebreros, hoy en día quedan solo 400. Esto había que pararlo. Y ha sido precisamente el respaldo del mercado, la llegada de prestigiosos enólogos, el reconocimiento de los grandes gurús del vino y, por supuesto, la aprobación de la DO Cebreros do que ha revertido esta tendencia. Por fin respira con tranquilidad este viñedo que tiene todo para ser una de las zonas –si no lo es ya- más reconocida de nuestro país. Sus Garnachas cuentan con una elevada edad media, el 94% tiene más de cincuenta años y el 37% incluso ronda los ochenta. A esto se le une la Albillo Real para blancos que completa un patrimonio protegido por la Sierra de Gredos. Una zona que cuida sus viñas con mimo y les imprime esa característica mineralidad propia de los suelos de granito y pizarra. Esta nueva Priorat –como la llaman algunos- también destaca por su diversidad de alturas y orientaciones y cuenta con viñedos tan inclinados que obliga a trabajarlos manualmente.

Una Denominación cuarenta años esperada

Para empezar, este año los viticultores de los 35 municipios del sur de la provincia de Ávila podrán, en esta vendimia, incluir en su contra etiqueta el marchamo “DOP Vino de Calidad de Cebreros”, una concesión transitoria y que es un paso más hacia la Denominación.
A partir de ahora, la Asociación Vinos de Cebreros será el órgano gestor de la DO, mientras que el Instituto Tecnológico Agrario (Itacyl) de la Consejería de Agricultura de Castilla y León se encargará de controlar y certificar los vinos. A la alegría de ser la cosecha 2017 la primera que se acoja a esta nueva Denominación se contrapone una vendimia complicada y especialmente dañada por la granizada.

Se calculan que se calificarán unas 100.000 botellas de las ocho bodegas que hasta ahora solo poseían acogerse a la figura de calidad Vinos de la Tierra de Castilla y León. Ya hay otros cinco proyectos interesados en adherirse. Esto va a suponer un revulsivo no solo para el sector del vino sino para toda la economía en general de la zona.

La DO Cebreros está enclavada en una provincia con uno de los mayores despoblamientos rurales de España. La cercanía con Madrid y la falta de oportunidades en el campo ha sido una de las causas de este gran problema demográfico. La crisis, el auge de la viticultura en la zona, la llegada de ideas frescas y, ahora, la aprobación de la Denominación ha llenado de esperanzas a aquellos pueblos que veían cómo sus jóvenes dejaban los pueblos que les vieron nacer.

Un almuerzo de soñadores

En los últimos años la zona está asistiendo a la llegada de enólogos venidos de diferentes partes de España e, incluso, de Australia, como es el caso de Daniel Ramos, vicepresidente de la Asociación Vinos de Cebreros y uno de los elaboradores con los que compartimos mesa y mantel. Después de que sus padres emigraran a la otra parte del mundo para buscar un futuro mejor decidieron regresar a su país porque la tierra tira mucho.

Y de eso precisamente entienden todos los viticultores de la zona, que un día optaron por unirse y creer en esa tierra. Una aventura, un sueño donde tuvieron que luchar contra molinos de todo tipo. Rafael Mancebo, presidente de la asociación, siempre ha defendido el potencial de esta zona y no ha dudado en disfrazarse en ferias de Don Quijote de la Mancha para atraer la atención de compradores y prensa. Ahora, con la aprobación de la Denominación, “Don Rafael de la Garnacha”, como se hacía llamar, posiblemente tenga que guardar su yelmo y espada.

En el almuerzo también contamos con David Bustos, miembro de la Cooperativa Don Juan del Águila y que desvelo que, conscientes de que las etiquetas hacen grandes a las Denominaciones, esta cooperativa ubicada en El Barraco está incrementando su porcentaje de vino embotellado frente al granel. Su intención es llegar al 60% del total del vino que produce. La aprobación de la Denominación a buen seguro será un aliciente para que los viticultores crean en sus viñas y cambien su gorma de entender el vino.

Grandes nombres de la zona se quedan fuera

Los viñedos casi abandonados de la zona de Cebreros, hoy en día son objeto de deseo ¿No es irónico? Y siguiendo con las ironías, es curioso ver que algunos de esos enólogos que han sido los artífices del “milagro” de esta zona, junto con otras bodegas ya asentadas, no quieran acogerse a la nueva DO Cebreros. Uno de los grandes descubridores de la zona, Telmo Rodríguez, se ha mostrado en desacuerdo con esta nueva Denominación: “nadie me ha preguntado nada”. Telmo llegó a Cebreros en 1999 y se quedó prendado con el lugar, Por ello decidió montar su propio proyecto con el piloto de carreras Carlos Sainz. Su Pegaso arrancó por todo lo alto y que el acicate para que muchos repararan en esta zona. 'Soy defensor de las Denominaciones de Origen, pero en este país se han creado Consejos Reguladores sin saber qué estábamos montando. Ya había una categoría reconocida en todo el mundo, Gredos, y ahora surge esto. Es una pena”

Y tras Telmo, llegaron otros proyectos muy interesantes a la zona tanto en Cebreros como el resto de pueblos de la Sierra de Gredos con su Garnacha como religión. La historia nos demuestra que todo dogma siempre cuenta con su particular cisma. Hoy, la llegada de la Denominación número trece de Castilla y León es un triunfo agridulce. Dulce porque por historia, características y elaboración de vinos de calidad es un título indiscutible. Agrio porque proyectos de reconocido prestigio como Telmo Rodríguez con su Pegaso o Daniel Landi, con su 97 puntos Parjer por el Reventón, no quieren unirse. “La naturaleza es la que marca del Denominaciones, señala Landi, que añade que de lo que tendríamos que estar hablando es de la DO Sierra de Gredos, que abarcaría no solo los viñedos de la zona de Ávila (hoy ya DO Cebreros) sino los circundantes de Madrid y Toledo.

“Vivir el vino”

 

 

Otros tipos de producto
Experiencias gourmet
0

Ávila Auténtica usa cookies propias y de terceros para el correcto funcionamiento de la página y ofrecerte funcionalidades extras.

Debes aceptar nuestra .