E-mail
2,85 €
Envase
UDS. COMPRAR
Valoraciones de clientes

Gastos de envio
El garbanzo pedrosillano es un garbanzo de extraordinaria calidad, cultivado en fincas propias de la Moraña para ser posteriormente seleccionado y envasado, garantizando durante todo el proceso una calidad excepcional.


Garbanzos pedrosillanos de Moraña Natural

El garbanzo pedrosillano es una de las legumbres más apreciadas de la gastronomía mediterránea. Se trata de un  tipo de garbanzo de pequeño tamaño, bastante menor que el también famoso garbanzo castellano.

Visualmente podemos observar que el garbanzo castellano posee una forma redondeada, con un pequeño pico puntiagudo y un color crema anaranjado.

En la gastronomía castellana el garbanzo pedrosillano es famoso por su intenso sabor y agradable tacto al paladar, al poseer una piel muy fina que no se despelleja con la cocción. Por esto el garbanzo pedrosillano resulta especialmente agradecido en la cocina, necesitando además de muy poco acompañamiento en su elaboración.

El garbanzo pedrosillano es una legumbre muy cultivada en la comarca de la Moraña, siendo su nombre especialmente reconocido en todas las cocinas y mesas a nivel nacional. Hablamos de una legumbre muy apreciada tanto por los mejores chefs como por los más exigentes gourmets.

Origen del garbanzo pedrosillano

La variedad 'cicer arietinum' denominado garbanzo pedrosillano por su tradicional cultivo en Pedrosillo el Ralo (Salamanca), se cultiva hoy en día en distintas zonas de la geografía castellana, ofreciendo la comarca de la Moraña unas tierras especialmente fértiles para el laboreo de esta famosa legumbre.

A pesar de la conocida historia del garbanzo pedrosillano ligada al municipio salmantino, el cultivo del garbanzo se origina en el mediterráneo oriental supuestamente hace unos 10000 años, entre Siria y Turquía, expandiéndose poco a poco por el continente asiático desde donde seguramente los Fenicios lo trajeran a la península ibérica.

Aquí, el garbanzo tipo Desi del cual procede el garbanzo pedrosillano se cultiva desde hace más de 2000 años, haciéndose cada vez más habitual su consumo hasta nuestros días, siendo hoy un producto irremplazable en la gastronomía castellana.

Características nutricionales del garbanzo pedrosillano

Los garbanzos pedrosillanos son una legumbre de alto valor energético, muy valorados por sus numerosas cualidades nutritivas especialmente beneficiosas para el organismo.

Entre ellas podemos destacar las proteínas, el hierro o los carbohidratos, ideales estos para personas que acostumbren a realizar intensas actividades físicas, gracias a su lenta asimilación y su alto valor energético.

Consejos sobre el consumo del garbanzo pedrosillano

Gracias a sus particularidades el garbanzo pedrosillano es especialmente demandado por los restaurantes más reconocidos, siendo este el garbanzo más indicado para muchos de sus guisos.

Por ser una legumbre de pequeño tamaño, el garbanzo pedrosillano necesita un poco más de tiempo de cocción que otras variedades de garbanzos. Su textura una vez cocidos es mantecosa, no harinosa y ofrece un sabor intenso, fino y elegante.

¿Cómo se conserva el garbanzo pedrosillano?

El garbanzo pedrosillano es una legumbre seca, por lo que no tiene una fecha de caducidad, aunque si queremos aprovechar todas sus propiedades y características nutricionales, es bueno hacerlo como mucho a los 18 meses de su envasado.

Para conservar los garbanzos pedrosillanos es suficiente con preservarlos de la humedad y la luz directa, guardándolo simplemente en un recipiente opaco y lo más hermético posible.

¿Dónde comprar garbanzos pedrosillanos?

El garbanzo pedrosillano se puede comprar en nuestra tienda online de Ávila Auténtica. El producto se comercializa envasado en bolsas de plástico o pequeños sacos de tela de 1kg. También se puede comprar garbanzos pedrosillanos en sacos de 10kg y hasta de 25kg.

 

Otros tipos de producto
Legumbres
0

Ávila Auténtica usa cookies propias y de terceros para el correcto funcionamiento de la página y ofrecerte funcionalidades extras.

Debes aceptar nuestra .