E-mail
3,95 €
Envase
UDS. COMPRAR
Valoraciones de clientes

Gastos de envio
El garbanzo castellano cultivado y envasado por Moraña natural es un garbanzo de calidad extra, sin piel y con el sabor típico de la legumbre castellana.

Los garbanzos castellanos cultivados en la comarca de La Moraña son unos garbanzos de una textura mantecosa en el paladar que hacen las delicias de los gourmet más exigentes.

El garbanzo castellano es un garbanzo de forma esférica y color amarillento con un tamaño mediano.

Presenta un pico curvo característico de esta variedad de garbanzo, este pronunciado pico, junto con su piel u hollejo prácticamente imperceptible son los elementos que caracterizan a ete tipo de garbanzo.

El garbanzo castellano, después de su cocción muestra una piel fina inapreciable tras su cocción, siendo un tipo de legumbre ideal para una gran variedad de guisos y producto típico de la gastronomía castellana.

El garbanzo castellano se utiliza en cocidos, potajes y otros numerosos platos castellanos, siendo ésta variedad de garbanzos de las más populares. Tras su cocción se obtiene un plato muy cremoso y tierno que conserva su forma original.

Características nutritivas del garbanzo castellano:

El garbanzo castellano es rico en hidratos de carbono y suponen una aportación de proteínas importante.

Es una de las legumbres que mayor aporte de lípidos proporciona, sobre todo ácido oléico y linoléico.

Como casi toda legumbre, el garbanzo castellano aporta una cantidad importante de fibra.

El garbanzo castellano supone un importante aporte de vitaminas y minerales, vitamina B1, fósforo, magnesio, potasio y hierro

Consejos sobre el consumo del garbanzo castellano:

El garbanzo castellano es componente esencial de la dieta mediterránea.

Se aconseja, antes de cocer los garbanzos, dejarlos remojar durante varias horas antes de utilizarlos en la cocina.

Para cocinar los garbanzos castellanos se aconseja iniciar la cocción con agua templada, de esta forma se evita que dichos garbanzos se endurezcan.

En caso de que durante el tiempo de cocción de los garbanzos fuera necesario echar más agua, igualmente ésta debiera ser también templada.

El tiempo de cocción del garbanzo castellano varía desde los 50 a 55 minutos si utilizamos olla a presión hasta 2 horas o dos horas y cuarto para cocción en olla a fuego lento. Estos tiempos pueden alargarse en caso de tratarse de aguas más duras.

Cómo conservar el garbanzo castellano:

El garbanzo castellano, como todo tipo de legumbre seca no necesita de especiales condiciones para su conservación.

Es aconsejado guardar el garbanzo castellano en un recipiente opaco y hermético para preservar al garbanzo de la luz solar y la humedad.

 

0

Ávila Auténtica usa cookies propias y de terceros para el correcto funcionamiento de la página y ofrecerte funcionalidades extras.

Debes aceptar nuestra .