E-mail
La sidra es una bebida alcohólica de baja graduación, elaborada con el zumo fermentado de la manzana.

Aunque históricamente la elaboración de sidra se ha asociado a zonas próximas a la Cordillera Cantábrica, en Ávila se elabora artesanalmente tanto sidra natural como sidra manzanada.
La sidra natural es una bebida turbia en apariencia, sin carbónico, con una graduación alcohólica entre 4 y 8 grados aproximadamente. La fermentación de la sidra manzanada finaliza en botella, generando así su carbónico en la parte final de su fermentación.

El proceso de elaboración de la sidra el Pomar, comienza con la manipulación de las manzanas que por medio de una cinta son trasportadas al molino donde son troceadas. Las piezas de fruta resultantes van cayendo en un carro de acero, que una vez lleno se coloca bajo la prensa. En cada una de las prensadas se llegan a extraer unos 100 litros de mosto que termina en los depósitos donde dependiendo de si se pretende sidra natural o sidra dulce, se tapan o no para realizar la fermentación. Una vez terminado el proceso de fermentación, la sidra es embotellada, descansando la dulce 2 meses en botella, mientras la natural se deja únicamente 15 días en reposo.

La sidra El Pomar de Gredos está producida íntegramente en la comarca, donde se recogen las manzanas, las cuales son la base del producto. Estas son obtenidas de una veintena de agricultores de la zona quienes la recolectan en grandes cantidades, ya que durante décadas hubo una gran demanda de manzanas destinadas en su mayoría a la elaboración de sidra en Asturias y el País Vasco.

El producto cuenta con el sello de Ávila Auténtica y el de marca natural, reconocimientos que garantizan una sidra de calidad natural.

0

Ávila Auténtica usa cookies propias y de terceros para el correcto funcionamiento de la página y ofrecerte funcionalidades extras.

Debes aceptar nuestra .