Aceite de Oliva Virgen Extra La Moraleda

E-mail
30,35 €
Peso neto
UDS. COMPRAR
Valoraciones de clientes

Gastos de envio
Fantástico aceite de oliva virgen extra elaborado por Almazara La Moraleda, productor de la Cooperativa San Pedro Bautista


Aceite de oliva virgen extra

El aceite de oliva virgen extra de Almazara de La Moraleda es un producto natural protagonista en la gastronomía de Ávila, especialmente en el Valle del Tiétar, comarca optima para el cultivo de la materia prima y para su posterior elaboración.

Cata del aceite de oliva virgen extra

En su panel de cata para su calificación oficial como Virgen Extra, no se observa ningún atributo negativo, apreciándose en cambio todos positivos, como amargo ligero, frutado maduro medio y picante medio, en excelentes proporciones determinandose así este como "equilibrado" tras la mezcla de distintas variedades de aceituna propias de la comarca.

El aceite de oliva virgen extra La Moraleda es de apariencia densa con tonos dorados verdosos. En nariz aparecen en primer término un frutado de plátano maduro de intensidad media para dejar paso al tomate en aromas secundarios.

Al pasar por boca la sensación es sedosa y fluida donde picantes y amargos están equilibrados en baja intensidad. El picante se aprecia más en garganta que en lengua.

aceite virgen extra la moraleda

Aceite de oliva de primera calidad

Su intensidad media en los distintos atributos hacen de el un aceite perfecto para degustarlo en crudo, siendo así ideal en el desayuno o merienda acompañando una tostada, o aderezando ensaladas en comidas y cenas.
Por supuesto el aceite de oliva virgen extra resulta también estupendo para realzar el sabor de distintas carnes o pescados, siendo componente esencial en platos y recetas tradicionales.

Así lo pueden constatar algunos de los restaurantes más reconocidos como el restaurante Casa Lucio de Madrid, los cuales demandan desde hace más de quince años el aceite de oliva virgen extra La Moraleda Almazara de la Cooperativa San Pedro Bautista de Ávila. Una asociación que apuesta por un meticuloso control de la materia prima en los olivos del Valle del Tietar para garantizar frutos de primerísima calidad agroalimentaria.

Almazara de La Moraleda

Los cultivos de los que se extrae la oliva están ubicados en la misma ladera sur de la Sierra de Gredos, a unos 1000 metros de altitud, ofreciendo estos olivas de variedad manzanilla, carrasqueña, verdial y cornicabra. No se sabe muy bien en que momento se empezó a sembrar olivos en estas tierras al sur de Ávila, aunque muy problablemente ocurrió durante la ocupación musulmana, siendo seguramente los árabes quienes construyeron los molinos de aceite con los que elaboraban el preciado líquido dorado.

No fue hasta el año 1987 cuando la agrupación de olivareros de aquel entonces pasa a ser sociedad cooperativa. Con las instalaciones completamente modernizadas, en la actualidad se muelen las olivas en la propia almazara, repartiendo el aceite resultante a los más de 400 socios cooperativistas para que estos puedan atender adecuadamente la creciente demanda de aceite de oliva virgen extra La Moraleda.

Olivo

El olivo en Ávila

El olivo es la especie más cultivada en el barranco de las cinco villas. Se trata de un árbol robusto, capaz de resistir en invierno temperaturas por debajo de los 6 a 7 grados bajo cero, y de soportar largas sequías en verano.

Su fruto, la aceituna, se destina aquí principalmente a la producción de aceite de oliva virgen extra, en las siguientes variedades: cornatillera (o cornicabra), albar, carrasqueña y manzanilla. Es un cultivo de secano, lo cual es motivo de que la producción varíe de un año a otro (vecería).

Antiguamente se molturaba la aceituna en molinos de aceite, como el del Tío Bautista, Don Mariano, Los Petritos, etc. Desde mediados del siglo XX se obtiene en almazaras, como la de San Esteban del Valle, que utiliza el sistema moderno de extracción en dos fases.

El valor del olivar no es sólo agrícola o comercial, sino también ecológico: merece destacarse la compleja estructura paisajística de sus cultivos, con múltiples discontinuidades en forma de manchas de vegetación espontánea, arbustiva e incluso arbórea, que ocupan linderos, barrancos, escarpes y, en general cualquiera de las abundantes irregularidades topográficas. También son importantes su riqueza florística (con más de quinientas especies), y faunística, con innumerables especies de invertebrados y más de 30 especies de aves.

Propiedades del aceite de oliva virgen extra

El aceite de oliva virgen extra es un producto de calidad incuestionable, no solo por su característico sabor que realza el calidad gastronómica de cualquier plato, sino por sus apreciadas propiedades nutricionales, contrastadas en infinidad de estudios científicos.

  • El aceite de oliva virgen extra contiene vitaminas A, D, E, y K. Proteinas de vital importancia para el correcto funcionamiento de nuestro organismo,  para potenciar el sistema inmunitario, la vista, los riñones, el corazón, los huesos...
  • Combate de manera significativa la diabetes, especialmente los casos de diabetes miellitus de tipo II, pudiendo llegar a reducirse consideráblemente con el consumo de aceite de oliva virgen extra.
  • Contiene altos niveles de ácidos grasos, como es el ácido oleico de tipo Omega 9, que ayudan a equilibrar los niveles de colesterol mejorando el riego sanguíneo y reduciendo la presión, lo que finalmente previenen de manera significativa las enfermedades cardiovasculares.
  • Gracias a sus propiedades laxantes, siempre que se consuma con moderación, el aceite de oliva virgen extra ayuda a regular el tránsito intestinal, por lo que resulta excelente para neutralizar problemas de estrenimiento.
  • El aceite de oliva virgen extra resulta un alimento saciante por lo que acompañando otros alimentos a lo largo del día nos aporta las calorías justas regulando nuestro apetito y equilibrando nuestra dieta.
  • El un producto hidratante, muy aconsejado para la nutrición de la piel y el cabello.
  • Una cucharada de aceite de oliva virgen extra en ayunas contribuye a limpiar nuestro organismo, especialmente aconsejable para el hígado al cual protege de enfermedades como el hígado graso.
  • El aceite de oliva virgen extra puede ayudar a reducir significativamente el dolor en músculos y articulaciones gracias al oleocantal, compuesto orgánico que funciona estupendamente como antiinflamatorio.
  • Numerosos estudios afirman que el oleocantal, compuesto orgánico protagonista en la composición del aceite de oliva virgen extra, puede desechar células cancerígenas. Observándose además una menor incidencia de enfermedades cancerígenas en los paises de mayor consumo de aceite de oliva virgen.
  • El aceite de oliva virgen extra fortalece de manera significativa nuestro sistema inmunológico gracias a su poder anioxidante.
  • Protege la masa cerebral del deterioro cognitivo ayudando a potenciando los procesos de la memoria y retrasando el desgaste mental.

 

0

Ávila Auténtica usa cookies propias y de terceros para el correcto funcionamiento de la página y ofrecerte funcionalidades extras.

Debes aceptar nuestra .